PMI Agile Practice Guide: la guía del PMI para proyectos ágiles

En septiembre del 2017, PMI® publicó la nueva versión de la Guía PMBoK, en su 6ª Edición. Junto a ella también liberó para sorpresa de muchos la PMI Agile Practice Guide, en colaboración con la Agile Alliance, que es la organización padre detrás del manifiesto ágil.

Revisaremos brevemente en este artículo de que se trata esta guía.

Manifiesto Ágil

Recordemos el manifiesto de la Alianza Ágil. Cuatro valores y doce principios:

Valores

  • Individuos e interacciones por sobre los procesos y herramientas
  • Software funcional por sobre documentación
  • Satisfacción del cliente por sobre las negociaciones contractuales
  • Respuesta al cambio en vez de apegarse a la planificación

Principios

  1. Nuestra prioridad principal es satisfacer al cliente a través de tempranas y continuas entregas “valorables” de software.
  2. Bienvenido sea el cambio de requerimientos, aunque sea muy avanzado el desarrollo. Los procesos ágiles aprovechan el cambio para brindar ventaja competitiva al cliente.
  3. Entregar software que funcione con frecuencia, desde un par de semanas a un par de meses, con preferencia a la escala de tiempo más corta.
  4. La gente del negocio y los desarrolladores deben trabajar en conjunto diariamente a través del proyecto.
  5. Construir proyectos alrededor de individuos motivados. Darles el ambiente y soporte que necesitan y confiar en ellos para que hagan el trabajo.
  6. El más eficiente y efectivo método de comunicar información hacia y dentro de un equipo de desarrollo es la conversación cara a cara.
  7. El software funcional es la medida principal de progreso.
  8. Los procesos ágiles promueven el desarrollo sustentable. Los patrocinadores, desarrolladores y usuarios deberían poder mantener un ritmo constante indefinidamente.
  9. La atención continua a la excelencia técnica y al buen diseño aumenta la agilidad.
  10. La simplicidad -el arte de maximizar la cantidad de trabajo no realizado- es esencial.
  11. Las mejores arquitecturas, requisitos y diseños surgen de equipos auto-organizados.
  12. A intervalos regulares, el equipo reflexiona sobre cómo ser más eficaz, luego sintoniza y ajusta su comportamiento en consecuencia.

Agile Practice Guide

La Agile Practice Guide es la guía que viene a llenar el vacío que el PMI tenía (y debía) en la certificación PMI-ACP y se adentra en la gestión ágil de proyectos de la mano de sus propios creadores, abordando la necesidad imperiosa de gestionar proyectos principalmente no predictivos.

Tras un breve resumen introductor, la “Guía de Práctica Ágil” establece ámbitos de conocimiento que abordan los ciclos de vida de los proyectos, su implementación, principalmente a través del desarrollo de la “mentalidad ágil”, y las consideraciones en la organización que se deben abordar para el desarrollo de proyectos ágiles.

A través de siete capítulos, la guía no representa un compendio de conocimiento mayor como es el PMBoK. No define procesos, grupos de procesos, herramientas ni áreas de conocimientos. Profundiza y “formaliza” principalmente el planteamiento ágil, desarrollando diatriva sobre conceptos y definiciones.
Quizás el mayor aporte es que su propia existencia es el reconocimiento de las limitaciones que tiene la guía PMBoK para la gestión de proyectos cuyo alcance es difícil de definir. Y sobre dichos escenarios avanza, pero no al nivel de estructurar el conocimiento como lo hace la guía PMBoK.

Hacerlo sería una paradoja. Esperar un documento más desarrollado, considerando procesos y estructuras rígidas sobre las cuales regirse, sería todo lo contrario a los valores y principios ágiles.

Ciclo de vida de proyectos

La “Guía de Práctica Ágil” define ciclos de vida de los proyectos para ser seleccionados y utilizados. Básicamente los ciclos de vida revisados son cuatro: predictivo, iterativo, incremental y ágil.
La guía define cada uno de estos ciclos, realiza comparativas y plantea las posibilidades de escenarios híbridos.

Implementación ágil

La implementación ágil de proyectos es abordada desde dos ámbitos: la creación del ambiente ágil y la entrega en un ambiente ágil.

Creación del ambiente ágil

La creación del ambiente ágil comienza con la adopción de la mentalidad ágil por parte del equipo de proyecto.
El cambio de mentalidad impacta al rol del jefe de proyecto. Esta figura en la gestión ágil es la de un líder al servicio del equipo, enfocándose en entender sus necesidades con el objetivo principal de elevar la productividad al nivel más alto.
La diferencia principal entre este líder ágil y el jefe de proyecto tradicional es que su gestión se enfoca en el desarrollo y crecimiento del equipo en vez de su control. Esto lo vemos en la práctica con los equipos de alto rendimiento. No es el jefe de proyecto el capaz de sacar el proyecto adelante sino un equipo multidisciplinario, empoderado a un alto nivel y sumamente productivo.
Se desprende que otro elemento importante en la creación del ambiente ágil es la composición del equipo. Aquí la guía define los conceptos de equipos ágiles y roles ágiles.

Atributos de los equipos ágiles

  • Gente dedicada,
  • miembros multifuncionales,
  • colocación o habilidad para manejar cualquier desafío de ubicación,
  • equipo mezcla de generalistas y especialistas,
  • ambiente de trabajo estable.

Roles ágiles

  • Miembros multidisciplinarios,
  • product owner, y
  • facilitador del equipo.

La entrega en el ambiente ágil

Una vez que se instancia la creación del ambiente ágil, la (capacidad de) entrega en el ambiente ágil se inicia a través de la constitución del proyecto y equipo.
Se utilizan entonces las prácticas ágiles comunes:

  • Retrospectivas
  • preparación del backlog,
  • refinamiento del backlog,
  • daily standups,
  • demostraciones/revisiones,
  • planificación para una iteración basada en ágil.

Consideraciones en la organización para la “agilidad” de proyectos

Dado que los proyectos están circunscritos a las organizaciones, su cultura, política y estructura, se deben tomar acciones que faciliten la implementación de prácticas ágiles en los proyectos.
Los ámbitos de trabajo son:

  • Gestión del cambio organizacional
  • Cultura organizacional
  • Adquisiciones y contratos
  • Prácticas de negocio
  • Coordinación y dependencias de múltiples equipos
  • PMO
  • Estructura organizacional
  • Evolución de la organización

Conclusión

En resumen, la “PMI Agile Practice Guide” no plantea ninguna visión nueva respecto a lo conocido para los proyectos ágiles, así como ningún conocimiento nuevo que podríamos considerar para la certificación PMI-ACP. Es la guía faltante, el compendio “oficial” elaborado en conjunto con la Agile Alliance.

 

Fotografía: Shane Rounce